12.9 C
Coquimbo
sábado, 1 octubre 2022

Fortalecer el Ministerio Público es clave en la lucha contra la delincuencia

En los últimos años 51 fiscales han renunciado al Ministerio Público, lo que debiéramos calificar como una señal preocupante respecto del actual sistema judicial de nuestro país. Se trata de quienes deben investigar los delitos y buscar una condena justa para los responsables.

Los motivos que han esgrimido los fiscales para renunciar a sus cargos son la falta de una carrera funcionaria, el exceso de trabajo y la desmotivación, principalmente.

Tanto la renuncia de los Fiscales como sus motivos son una mala noticia para el sistema judicial. Según ellos mismos plantean, cuatro años tarda un fiscal en obtener la experiencia necesaria para llevar adelante de mejor manera la labor de investigación y exponer mejor las pruebas ante los jueces. Así, las renuncias son una pérdida cualitativa en la persecución penal.

El exceso de trabajo que plantean los fiscales es una situación real, debido a que faltan profesionales y recursos. Son 2 mil causas al año las que tiene cada uno de ellos a su cargo, lo que dificulta que puedan dedicarle el tiempo necesario a cada una y por ello existen casos que son archivados o en los que no se persevera, debido a la imposibilidad de llevar a cabo la investigación. Todo esto lleva a la desmotivación a la que apuntan los fiscales, ya que no pueden cumplir plenamente con su vocación de hacer justicia.

Esto, además, genera desconfianza y cuestionamientos de parte de la ciudadanía hacia el sistema judicial. Es habitual que en reuniones en juntas de vecinos nos digan que no denuncian los delitos de los que son víctimas porque no detienen a los responsables y se les pide a ellos que aporten información para continuar con una causa. Esto genera una cifra negra en las denuncias y esto también puede explicar por qué según el número de denuncias los delitos disminuyen, pero según las encuestas hay más víctimas de la delincuencia.

Por ello es necesario, como les hemos pedido a las autoridades de gobierno, que se legisle para el fortalecimiento del Ministerio Público. Que asignen más recursos y personal para llevar a cabo la investigación, que permita la subrogancia de fiscales adjuntos, que permita una carrera funcionaria que no aleje a los más experimentados y que ayude a formar a nuevos fiscales a partir de los abogados ayudantes.

Cuando se busca una mejor legislación en materia de seguridad ciudadana, se debe entender que generar confianza en el sistema judicial y hacer justicia a tiempo también es parte de la lucha contra la delincuencia.

Noticias de Interes

SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES
90,743FansMe gusta
25,708SeguidoresSeguir
27,378SeguidoresSeguir
149SuscriptoresSuscribirte
Anuncio

últimas noticias

Anuncio

ESTAMOS PRESENTES EN INSTAGRAM

Anuncio

SÍGUENOS EN FACEBOOK

Anuncio