Viernes, 22 Septiembre 2017 23:25

Copiapó; PDI detiene a sujeto que intentó retirar 15 millones tras fraude  

Escrito por
Valora este artículo
(1 Voto)

Personal de la Brigada Investigadora de Delitos Económicos (Bridec) de la PDI de Copiapó detuvo a un sujeto, identificado con las iniciales G.F.P.W. (39), quien se aprestaba para retirar $15 millones producto de fraude desde una sucursal bancaria ubicada en la capital de la región de Atacama.

Según los antecedentes recabados por la policía civil, se cursó una denuncia en la PDI de Rancagua, hasta donde llegó la víctima quien se percató que desconocidos habían intervenido su cuenta bancaria, desde la cual efectuaron una serie de transferencias por un monto de $22 millones 980 mil, hacia la cuenta vista de una empresa.

Con esa información, los efectivos policiales del Bridec rancagüino se comunicaron con Detectives de la misma unidad en Copiapó, debido a que el imputado se encontraba en una sucursal bancaria ubicada en la plaza de armas de Copiapó para retirar el dinero defraudado.

“Se efectuaron las primeras diligencias en relación a una denuncia efectuada en Rancagua, pudiendo ubicar al imputado, quien es representante legal de la empresa a cuya cuenta bancaria fueron realizadas las transferencias”, señaló el jefe de la Bridec local, comisario Marcelo Calderón.

El jefe policial agregó que “el imputado ya había girado $15 millones desde la cuenta de la empresa, momentos antes en otra oficina del banco, dinero que fue incautado. Asimismo el resto de los fondos sustraídos desde la cuenta de la víctima se encuentran retenidos por orden del Juzgado de Garantía de Rancagua”.

Phishing o pharming

Desde la PDI indicaron que este caso pudo tratarse de phishing o pharming. La pesca electrónica o Phishing es una estafa que busca obtener números de cuentas corrientes y de tarjetas de crédito, nombres de usuario, contraseñas, claves de acceso, números de identificación personal (PIN) u otros datos confidenciales para emplearlos con finalidades delictivas.

“En esta modalidad de fraude, el usuario malintencionado envía millones de mensajes falsos que parecen provenir de sitios Web reconocidos o de su confianza, como su banco o la empresa de su tarjeta de crédito. Dado que los mensajes y los sitios Web que envían estos usuarios parecen oficiales, logran engañar a muchas personas haciéndoles creer que son legítimos. La gente confiada normalmente responde a estas solicitudes de correo electrónico con sus números de tarjeta de crédito, contraseñas, información de cuentas u otros datos personales”, sostuvo el comisario Calderón.

El pharming es una variante del ‘phishing’ y consiste en una práctica consistente redireccionar un nombre de dominio mediante la manipulación de las direcciones DNS hacia una web fraudulenta.  Esta estafa consiste en un programa informático que se introduce en el ordenador que el internauta a través de un correo electrónico aparentemente vacío que, al ser abierto, activa un ejecutable que manipula y modifica las direcciones del servidor de nombres de dominio (DNS).

“Cuando el afectado teclee la dirección web de una entidad de la que es cliente o usuario habitual en el navegador, esta es direccionada automáticamente, sin que se dé cuenta, a una página web falsa, idéntica a la web oficial, donde los estafadores pretenden obtener sus datos confidenciales del mismo modo que en el Phishing”, cerró el jefe policial.

Algunas recomendaciones de seguridad para evitar fraudes en internet

Sobre el fraude en la red, especialmente el phishing y el pharming.

1. Realizar operaciones en sitios seguros (https://)

2. Tener conocimiento que los bancos no solicitan actualizaciones de datos por correo electrónico o teléfono.

3. Verificar la barra de direcciones en el navegador, cuando se esté operando en 
sitios de Bancarios.

Visto 309 veces