Sábado, 21 Noviembre 2015 09:05

Pequeñas empresarias de Coquimbo, Andacollo y La Serena se certifican en escuela de emprendimiento

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Con diversas iniciativas, pero unidas por el espíritu de superación, 21 mujeres de las comunas de Coquimbo, Andacollo y La Serena recibieron esta mañana (20) sus certificados de aprobación, tras participar en la escuela de emprendimiento ofrecida por la Universidad Católica del Norte, a través de su Escuela de Ciencias Empresariales (ECIEM).

Las pequeñas empresarias son parte de un grupo más amplio que participa en actividades del SERNAM, entidad con la cual la UCN creó esta alianza destinada a otorgarles una capacitación “que les permita avanzar en su autonomía, para mejorar su calidad de vida y su incorporación como sujeto de derechos en los diferentes ámbitos de la sociedad”, destacó en la oportunidad Pablo Pinto, secretario de extensión y vinculación con el medio de ECIEM.

La ceremonia de certificación efectuada en la Plaza de Armas de Coquimbo contó asimismo con la participación de la directora regional del SERNAM, Marcela Carreño, quien valoró “el alto nivel” de la escuela de emprendimiento, lo que garantiza que las herramientas y conocimientos que las alumnas adquirieron les van a permitir mejorar de manera considerable sus emprendimientos, y también comercializar de mejor manera sus productos, señaló.  Es muy importante, subrayó, porque apuesta a la autonomía económica de las mujeres, en la misma línea que el programa Mujer, Asociatividad y Emprendimiento del SERNAM.

Según indicó Pablo Pinto, esta misma escuela se está replicando en las comunas de Illapel, Canela, Vicuña y Ovalle, de manera de llegar a 89 mujeres emprendedoras. Este trabajo, agregó el académico, representa una primera fase de un esfuerzo conjunto que considera seguir asesorándolas, para que generen redes entre ellas y “también como ECIEM nos hemos comprometido a seguir apoyándolas en fases posteriores, de postulación a proyectos con financiamiento público”.

Respecto de las escuelas de emprendimiento, Pinto indicó que los contenidos dependen del perfil emprendedor de las mujeres beneficiarias, de modo de satisfacer sus necesidades. Para tales efectos, la capacitación considera los módulos de empoderamiento de la mujer y ejercicio de derechos; gestión y desarrollo de habilidades blandas; asesoría técnica para el fortalecimiento del negocio y los procesos de asociatividad; gestión de la empresa, gestión financiera; nichos productivos y formación de unidades productivas, asociativismo, cooperativismo; e instrumentos públicos y privados de fomento productivo.

Opiniones

Entre las alumnos certificadas de hoy se cuenta Juanita Álvarez, de El Manzano (comuna de Andacollo), que desde hace 9 años se dedica a la fabricación de mermeladas caseras – su especialidad es la de higos-, y queso de cabra (gourmet, aclara) con aceitunas y ciboulette. La capacitación, dice, le asegurará a tramitar la resolución sanitaria, “quiero que mis productos se vendan bien, con todas las de la ley”.

Giovanna Algendones, peruana radicada hace 18 años en La Serena, también ha emprendido en el rubro gastronómico, y le interesa innovar, “aprovechar los muchos  buenos productos regionales y hacer una mezcla con las preparaciones peruanas”. El siguiente paso, agrega, es ganar un proyecto y por ello valora los conocimientos adquiridos en la escuela de emprendimiento, ya que le permitió conocer las oportunidades de financiamiento que brinda el gobierno.

Carol Palma, también de La Serena, muestra orgullosa las artesanías que elabora junto a su hija, aprovechando fibras naturales, como hojas de choclo. La capacitación, afirma, le ha aportado valiosos conocimientos para fortalecer su negocio.

Y  Josefina Hernández, santiaguina radicada hace 14 años en Coquimbo, asegura que las clases le ayudaron a aclarar las ideas de negocios, de manera que ahora se proyecta  con más conocimientos en su emprendimiento de tortas y repostería.

Visto 506 veces