Viernes, 06 Septiembre 2019 21:00

La Serena; “Espacio Diez”: Materializando Ideas y Sueños Destacado

Escrito por
Valora este artículo
(3 votos)

"Proyecto financiado por el Fondo de Fomento de Medios de Comunicación Social 2019, de la Seremia General de Gobierno y el Consejo Regional"

 

 

Respeto, honestidad, empatía, trabajo en equipo y sinceridad, son algunos de los 10 valores por los cuales se rige “Espacio Diez”, empresa de muebles y de diseño de productos decorativos. “Somos 3 amigas diseñadoras industriales que tuvimos una mala experiencia en nuestro trabajo anterior, entonces decidimos que cuando empezáramos de nuevo estaríamos en un espacio distinto. Le pusimos espacio diez, porque nos regimos por 10 valores, cuando a veces tenemos peleas o diferencias nos recordamos mutuamente los valores, no se nos puede olvidar por qué empezamos, queremos tener un espacio de confianza, donde nos respetemos y donde no pase lo que ya vivimos”, comenta Yanina Gómez, una de las dueñas de este emprendimiento que ya va por su segundo año.

               Yanina Gómez tiene 26 años, Coquimbana, diseñadora industrial, carrera que estudió en el sur donde conoció a sus dos socias y crearon espacio diez.  “Nuestro negocio está en Concepción y acá en La Serena. En el sur es donde tenemos nuestro taller y maquinaría para hacer los muebles donde trabaja una de las socias, sin embargo, acá las otras dos nos dedicamos a armar lo que se hace allá y también a materializar ideas de nuestros clientes, por ejemplo llegan personas con bosquejos o dibujos de palitos y nos dicen quiero esto, entonces nos encargamos de darle vida a eso, ponerle color, un diseño, una forma, un contexto.  Eso es lo que hacemos a diario y también trabajamos con emprendedores pequeños que tienen un negocio en la esquina y no tienen letrero entonces nosotras le hacemos un letrero acorde a su negocio”.

Cuéntanos como nace Espacio Diez 

Surgimos buscando una oportunidad porque trabajábamos en una mueblería que quebró entonces quedamos cesantes las 3. Una de las socias tiene una hija que hoy tiene 5 años entonces necesitábamos salir del paso rápido y empezamos a buscar nichos de mercado y allá en Concepción se daba mucho el servicio de CNC, que es la máquina que tenemos, entonces empezamos a probar por ese lado. Comenzamos con cosas chicas como placas para perros, no sabíamos usar bien la máquina, porque si bien en la Universidad nos pasaron eso era teoría, la práctica era muy distinta.

Partimos en noviembre del 2017 y como venía el verano pensamos que ahí había que apostar, participamos en una Expo que se haría acá en la playa y como yo era de acá nos vinimos dos, mientras la tercera se queda en Concepción en el taller, nos fue bien y decidimos que necesitábamos estabilizarnos, porque si bien tuvimos dos meses buenos en la Expo venía marzo, y el problema era donde íbamos a vender.

Empezamos a buscar más contactos y de donde sacar lucas. Partimos en el peor mes, en abril y nos comenzamos a mover en ferias para probar, anduvimos en La Serena, Coquimbo, Vicuña, Ovalle y también Concepción y Chillán.

 

Y hoy a casi dos años, ¿ha crecido el negocio?

Si, hemos ido avanzando, hacemos envíos a todo Chile, hemos llegado hasta Puerto Natales, el otro día se fueron unas cosas a Francia, de a poco vamos encontrando más clientes.

En el verano tuvimos una tienda en Pisco Elqui y la proyectamos hasta el eclipse, ahí teníamos una persona de la tercera edad que buscaba una oportunidad de trabajo, nos fue bien, atrajimos harto turista.

Han sido muy emprendedoras, ¿pero vieron riesgos en todo esto?

Si muchos, demasiados, fue difícil porque las personas nos ven muy chicas, y se da mucho esto de que las personas no confían, nos ven como niñas de colegio, entonces por ejemplo cuando una empresa nos pedía cosas y después yo iba me decían “ya, te llamo”, porque no les daba confianza el que fuéramos tan jóvenes, entonces fue una gran dificultad.

¿Y cómo han podido enfrentar eso?

El año pasado nos inscribimos en el centro de desarrollo de negocios para que nos capacitaran y vernos “más creíbles” ante personas mayores. También pertenecemos al barrio patrimonial y ahí también nos capacitan.

¿Qué otras instancias de capacitación has encontrado?

También estoy en Mujeres del Pacífico, me gane una beca y me capacito casi todos los viernes, ahí estoy con más emprendedoras, nos hacen clases y nos enseñan hartas cosas. La verdad es que  trato de buscar casi todas las instancias gratis para poder aprender más, porque yo soy diseñadora, no tenía idea de negocios y nada que tenga que ver con lo económico.

¿Crees que hay oportunidades de capacitación para quienes las buscan?

Siento que si uno busca hay mucho apoyo, acá llegan muchas personas a veces a conversar y me dicen que no hay apoyo, pero yo no creo que sea así, nosotras vamos siempre golpeando puertas acá y en Concepción también, yo creo que cuando uno quiere siempre se encuentra.

 

¿Has sentido alguna discriminación en el tiempo que llevan con la empresa?

Si he sentido discriminación, sobre todo en nuestro rubro, como decía, nosotras también hacemos muebles. Por ejemplo, la otra en una cafetería teníamos que hacer unos logos para poner fuera del local y pegarlos en altura, entonces pasaban tipos que nos decían “no se vaya a caer de la escalera”, “eso lo hizo su papá”, “para que mandan a las mujeres”. Una vez también hicimos un escritorio y nos decían “le quedo bonito al arquitecto”, son cosas que ya ni nos calentamos la cabeza porque ha sido algo muy reiterativo en nuestra profesión.

Aunque no creo que sea solamente en mi profesión, yo creo que en todas es algo que se da y se va a seguir dando mientras no cambiemos nuestra mentalidad, porque hay veces que nosotras mismas permitimos que esto pase apoyando o bien no mostrando molestia frente a estos actos.

¿Hay diferencia entre ser mujer emprendedora y hombre emprendedor?

Sí, es más difícil ser mujer, en el barrio patrimonial por ejemplo, la mayoría de las mujeres cuando hay reunión presentan excusas relacionadas a los hijos, pero las excusas de los hombres no, en ningún momento tienen de prioridad para una excusa la familia, porque de la familia se hace cargo la esposa. También hay una presión social pesa harto, creo que el hombre es un privilegiado.

 

¿Qué consejos les darías a mujeres jóvenes como ustedes que desean emprender?

Que se atrevan, que lean, que busquen información, que no se queden sentadas esperando que lleguen a sus casas a golpearles la puerta. Hoy tenemos todas las herramientas, internet, teléfono, biblioteca, hay todo un mundo y, por ejemplo, si uno quiere emprender un negocio está el centro de desarrollo de negocios de Sercotec que esta abierto a prestar ayuda, capacitación y todo es gratis, entonces las invitaría a que se atrevan no más, sin miedo.

¿Y cuáles crees tú, serían las claves para que les vaya bien?

Ser proactiva, no rendirse, tener tolerancia al fracaso porque a todos nos pasa, nosotras tenemos meses malos y es normal, pero nos levantamos, quizás si estuviéramos solas sería más difícil levantarse ante el fracaso, pero como tengo dos partner que están constantemente ahí ayudando, dando un consejo y subiendo el ánimo, es más fácil.

Y sobre todo hay que creer, confiar en lo que uno sabe.

¿Te proyectas en tu empresa?

Si me proyecto, hemos ido cambiando en el tiempo, al principio hacíamos solo muebles, después empezamos a vender productos en stock, después decidimos darle el enfoque de materializar ideas de las personas y cuál es nuestro foco ahí, es que las personas no profesionales se acerquen y puedan darle una solución a su problema cuando, por ejemplo, no tienen claro el concepto, no había algo así que les apoyara y a bajo costo, porque en Santiago en un estudio de diseño o consultora se puede hacer, pero acá no.

Nos proyectamos a seguir prestando distintos servicios, queremos abrir nuevamente un local en otro punto de la región pero que sea para todo el año.

¿Estas contenta con lo que has logrado?

Si, me siento contenta, me gusta la idea de levantarme para venir a mi local, hablar con mis clientes, tener mis tiempos, aunque cuando empecé no sabía que sería tan ajetreado o que habría meses difíciles. Quiero seguir creciendo para dar trabajo a más gente y comprar nuevas máquinas para hacer más trabajos.

 

¿Qué otras redes de venta han utilizado?

Las redes sociales han sido nuestro mayor motor, empezamos con Instagram y Facebook.  Nos fuimos poniendo metas, al principio teníamos como 100 seguidores y cuando estuvimos en la Expo nos propusimos irnos con al menos mil. Y así las vamos tratando de cumplir. Las tres socias tenemos distintos roles, Sandra se encarga de las redes sociales y directora creativa, Fernanda a cargo del taller y de vender en Concepción y yo me encargo de ordenar en general, de donde vender, de capacitarnos, de ir enseñándole a mis amigas.

Finalmente, ¿Por qué acercarse a conocer Espacio Diez?

Acérquense a ver un poco de diseño nacional, no tenemos nada made in china, son todos diseños nuestros, hechos a manos y pintados por nosotras mismas. Vengan a visitarnos y nos cuentan si tienen ideas que quieren realizar, estamos para escucharlos acá, en Cienfuegos, entre Eduardo de la Barra y Cordovez, de lunes a sábado. Les esperamos!! 

Visto 696 veces Modificado por última vez en Martes, 10 Septiembre 2019 23:17