Domingo, 01 Septiembre 2019 10:00

La Serena: Café Rondi: La Experiencia de un Café Hecho con Amor Destacado

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

"Proyecto financiado por el Fondo de Fomento de Medios de Comunicación Social 2019, de la Seremia General de Gobierno y el Consejo Regional"

 

Hay quienes no pueden despertar sin un café en las mañanas, otros que lo necesitan para leer un libro, acompañar una reunión o simplemente porque se declaran adictos a él. Cualquier sea el caso, no hay discusión que esta bebida es de gusto masivo y que su aroma es simplemente envolvente.

Si caminamos por el centro de La Serena encontramos cada vez más cafeterías que se instalan dando respuesta a una segura demanda, sin embargo, quizás pocas ofrecen lo que encontramos en Café Rondi, un lugar que al entrar cautiva. Y es que su dueña, Andrea Olmos de Aguilera Corradini (29), buscó que su local no fuera un lugar “donde sólo pagar por lo que consumes, sino que por la experiencia de haber estado ahí”.

Café Rondi está ubicado en calle Eduardo de la Barra, entre Pedro Pablo Muñoz y Matta y los siete días de la semana es atendido por sus dueños, Andrea y su pareja Leonardo Arredondo.

¿Cómo surge Café Rondi? 

Soy serenense pero me fui a estudiar Ingeniería Comercial a Santiago, trabaje dos años en mi profesión pero quería emprender con algo propio, aunque en un principio no estaba segura con qué, pensaba en tienda de ropa o algo así. Luego con mi pareja pensamos en algo relacionado a la gastronomía, yo quería volver a La Serena donde está mi familia y arrancar un poco del stress santiaguino, entonces decidí volver y llegué con el emprendimiento ya claro de lo que quería hacer y era una cafetería porque me gusta mucho el café, la experiencia que es disfrutar un rico café, relajarse o leer un libro. También me gusta el tema de la decoración, entonces quería tener un café lindo.

Mientras aún trabajaba, empecé a comprar con ahorro maquinaria usada, la vitrina, cafetera etc, para prepárame. Después el 4 de enero del 2018 nos vinimos a La Serena con todas las cosas a buscar local, yo sólo sabía que quería en el centro de La Serena y me hice un plano marcando el cuadrante donde yo quería ubicar mi café. Fui a ver varios, algunos me gustaban otros no, hasta que llegué a este, así es que empezamos con los arreglos inmediatamente.

Fue una decisión rápida

Sí, pero nos pasó lo que yo creo a mucha gente le pasa, y es que el presupuesto que uno tiene es mucho más bajo de lo que realmente terminas gastando.  

Además, me equivoqué arrendando el local antes de saber qué requisitos me pedían para tener resolución sanitaria y patente, como lavamanos, piso lavable, etc, pero de todo eso aprendí, para la próxima ya sé con qué tengo que partir.

Partimos el local el 26 de febrero, trabajamos mucho durante 1 mes y medio, nos quedábamos hasta las 4 de la mañana arreglando el lugar, cambiando techo, todo. Estábamos presionados por el tiempo porque obviamente un día menos de trabajo es un día menos de ganancia.

Primero abrimos la mitad de lo que es ahora, era un café más al paso, pero después en septiembre se nos dio la oportunidad de ampliarnos un poco y eso nos permitió poner un par de mesas más.

 

¿Has logrado plasmar tu sello, lo que tú querías?

Sí, porque lo hacemos todo con cariño, para mi hay una diferencia entre la persona que tiene un negocio solo por ser comerciante y un emprendedor. Creo que la diferencia es que el comerciante trabaja cada día sólo por ganar plata, aunque suene frio, pero el emprendedor es alguien que se proyecta más. Nos hemos preocupado de los más mínimos detalles, porque son importantes, desde embellecer la calle hasta el interior.

Cuando recién llegamos la gente nos decía mucho que bueno que se puso algo así acá, porque siempre llegaban locales que duraban poco tiempo y no se preocupaban del lugar. Pero creo que ahora esta calle ha ido emprendiendo súper bonito con locales de distintas cosas. Se ve más vida y a la gente eso le gusta.

En Café Rondi no pagas sólo el producto, sino la experiencia desde que entras, los muebles, la música, la atención. Acá todo lo hicimos nosotros, las mesas, las lámparas, la decoración, entonces siento que eso se transmite y estoy cien por ciento convencida que a la gente le gusta y por eso nos tiran pura buena energía cuando vienen.

¿Sientes que están bien encaminados entonces?

Nos va bien y siento que es porque nosotros estamos 24/7 acá. Además, nos ordenamos mucho con la plata, me sirve ser ingeniera comercial y lo que vamos ganando vamos reinvirtiendo para mejorar el espacio, hemos puesto puerta de vidrio por el frio, más sillas, un horno para calentar medias lunas y así estamos todo el tiempo buscando mejorar porque cuando tu entras a un local que no le ponen cariño se nota.

¿Viste algún riesgo al comenzar?

Si, cuando nos dimos cuenta que habíamos firmado un arriendo sin ni siquiera habernos asesorado antes, ahí fue drama, con llanto, porque me decía en que me metí, que hicimos, además empezamos a gastar más plata de la que creíamos, estábamos apurados por abrir, y ahí tuvimos mucho miedo los dos.

Pero ya estábamos en esto y había que arriesgarse no más, ya nos habíamos tirado a la piscina.

¿Has tenido algún apoyo del sector público o privado?

Postulamos al Sercotec Crece pero no quedamos seleccionados, porque decía que no cumplíamos con un rango de ventas, ahora según lo que yo vi, si cumplíamos entonces siempre quede con esa duda. Fue lamentable porque ahí queríamos hacer hartas cosas como ampliar la resolución sanitaria para ofrecer alimentos con cocción.

Quizás hay mucha gente que si ha tenido el apoyo, pero en mi experiencia siento que no hay tanto, como que uno tiene que valerse por sus medios y lo que me di cuenta de cuando postulé es que conocí mucha gente que ya había ganado fondos, entonces sentí que era un círculo muy cerrado, en el sentido que si ganas el Capital Semilla ya tienes una probabilidad demasiado grande de ganar el otro.

Hubo otra cosa que no me gustó, ya que por lo que hablé con gente que se maneja en las postulaciones de Sercotec, las respuestas que se deben dar en la postulación son muy establecidas, respuestas tipo. Por ejemplo, si me preguntaban porque quería ser emprendedora la respuesta mía era para desarrollarme profesionalmente, pero me decían que si respondía que era para contratar gente, iba a tener más puntos, entonces sentí que al final era por lo que le conviene a ellos, no a ti y eso no corresponde.

 

Y después supe que había muchas personas que pagaban a otras para que les hicieran las postulaciones y claramente esa no es la idea. No puedo hablar por todos, sólo hablo desde mi experiencia.

¿Y en el círculo de tus pares, de emprendedoras/es, has tenido mejor experiencia?

He conocido mucha gente emprendedora desde que tenemos la cafetería y la mayoría es muy abierta a ayudar, te dan datos de proveedores, incluso dueños de cafetería que uno pudiese pensar que son competencia, pero no, súper buena onda.

Siento que en general si hay solidaridad y nosotros también tratamos de ayudar a quienes han venido y nos consultan. Los emprendedores no te ven como competencia, hay mucho apoyo. En Santiago no pasa eso, la gente acá se ha involucrado más con nosotros, incluso nos apoyan en redes sociales.

¿Qué consejos le darías a quienes quieren emprender?

Que nunca hay una fórmula exacta, puedes hacer todo lo que te dicen, pero el tema comercial es inestable, ósea, hiciste todo lo que te dijeron, pero lamentablemente puedes no achuntarle, por ejemplo, en la elección del local. Hay que tener muy claro cuál es tu objetivo, en mi caso, yo no quería simplemente una cafetería, sino que quería entregar un lugar especial con ambiente. Después debes saber a quién quieres vender, por ejemplo, nuestro target es la gente que trabaja por acá, por eso nuestra idea es ofrecer un producto de muy buena calidad, pero a un precio que sea asequible para poder comprarlo todos los días.

En general hay que tener clara la idea y después tratar de evaluar cuanto se va a gastar en montar el negocio. Revisar todos los requisitos legales que te piden.

¿Qué ha significado para ti esta etapa, este cambio de ser ingeniera comercial de una empresa a emprendedora?

Me siento muy orgullosa de lo que he logrado, es una experiencia bien intensa, porque tienes que estar dispuesta a estar corto de plata, otra veces euforia porque lograste metas, por eso necesitas ser constante, ordenada, pero sin duda, todo vale la pena, a la parte difícil creo que lo supera la felicidad de poder y se me infla el corazón cuando escucho gente con buenos comentarios o la gente habla de tu emprendimiento. A veces me siento un rato a mirar y digo que bakan todo,  estoy demasiado contenta. 

¿Ha habido algún costo como mujer?

Como mujer me ha costado dejar cosas de lado de la vida que hacía antes, quizás son cosas banales, como salir con amigas o ir a la peluquería, cosas básicas pero que he dejado de lado. Y bueno, sin duda, ha sido bien importante que he postergado la maternidad, quería ser mamá antes de los 30 años, pero ahora es imposible, por eso decidimos que sea en un tiempo más. Al final tienes que priorizar ciertas cosas, no digo que ser emprendedora sea incompatible con ser mamá, pero en este rato me costaría mucho.

 

Hay muchos cafés en el centro de La Serena, ¿Por qué venir acá?

Invito a que vivan la experiencia de conocer el lugar, desde que entras escuchas buena música, sientes el aroma a café, a medias lunas, todo muy hogareño. Los colores que ocupamos son muy cálidos, mucha madera y la experiencia de adquirir un buen producto, todo lo que vendemos tratamos que sea de la mejor calidad, nuestro café es de especialidad. Y  la atención que es lo más importante, tratamos de tener una atención especializada, al 80% o 90% de los clientes los conocemos, cuando llegan le preguntamos “lo de siempre” y eso a la gente le encanta, las personas llegan acá y conversa con nosotros, nos cuenta de trabajos, de la familia, etc.  Es importante para nosotros que la gente se vaya contenta, no que pagaste solo un café o lo que hayas consumido, sino que la experiencia de disfrutar de Café Rondi en todo aspecto, nuestro slogan es fatto con il cuore, que quiere decir: hecho con el corazón, porque todo es y ha sido hecho por nosotros con mucho amor.

Visto 860 veces Modificado por última vez en Martes, 10 Septiembre 2019 23:10