Miércoles, 02 Septiembre 2015 22:50

Raúl Saldivar; Conservar no es congelar

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Nadie discute hoy la importancia y necesidad de conservar las líneas arquitectónicas de la zona típica de La Serena, a pesar de la diversidad de estilos hay una suerte de unidad que envuelve sutilmente todo el paisaje urbano del centro cívico de la ciudad. Admitiendo que no todo tiene calidad existe la tendencia a buscar similitud en los referentes arquitectónicos del Plan Serena. Aún cuando hay edificaciones previas de significativo valor patrimonial.

Muchas veces nos confundimos y creemos que el cuidado es conservar por conservar sin pensar en su sentido y valor, es más tratamos muchas veces de proteger dañando por desconocimiento o bien no hemos cuidado lo que vale la pena cuidar.

Si nos preguntáramos cuantas cosas valiosas ha perdido la ciudad en verdad nos ruborizaríamos, como también cuanto de lo que conservamos vale; no nos ha preocupado, entonces entramos en discusiones bizantinas.

En este contexto, la controversia alimentada por algunas personas respecto a las llamadas Flores Mágicas tiene mucho de artificial y corresponde a apreciaciones legítimas, pero siempre en la idea de conservación más radical que de valoración patrimonial del Centro Histórico de la ciudad.

Todavía no se asume la necesidad de dejar un legado, propio de una época que muestre el producto cultural de diversas generaciones construyendo historia, como ocurre en muchos lugares del planeta y cuando esto se comprenda sabremos la verdadera valoración a nuestro patrimonio.